Bnext y N26 ¿las mejores opciones para viajar sin comisiones?

Artículo actualizado el 10 de septiembre de 2019.

De todas las dudas que me asomaron durante la planificación de mi estancia Erasmus, una de las más importantes fue la disposición de dinero. Más allá de cuánto me iba a costar este gran sueño viajero (llevaba meses ahorrando para ello), empecé a preguntarme si podría pagar con mi tarjeta BBVA, si me cobrarían comisiones, qué comisiones existían, cómo funcionaba lo del cambio de divisas, etc. No había viajado mucho, era la primera vez que saldría de la zona euro y lo cierto es que no me había planteado nunca ese tipo de cosas.

Antes que nada, lo primero que hice fue llamar a mi banco, el BBVA, y preguntar. Mis temores se confirmaron, si utilizaba mi tarjeta de débito fuera de la Zona Euro, directamente se me cobraría una comisión del 4,5% por cada extracción y del 3% por cada pago (esto en el año 2019), sin contar con las comisiones de cambio de divisas y las de la propia red de cajeros. Por supuesto, no estaba dispuesto a pagar todo eso así que busqué otras opciones. Aunque creo que la mayoría de bancos cobran comisiones por uso de las tarjetas en el extranjero, os recomiendo que habléis con el vuestro primero porque no cuesta nada y nunca se sabe, quizá puedan daros alguna alternativa. Por ejemplo, sé con certeza que el Banco Santander dispone de un plan específico para estudiantes internacionales, con el cual podréis disponer de vuestro dinero en el extranjero bajo una comisión ínfima. De esto me enteré una vez en Argentina, así que ya no tenía la oportunidad de planteármelo.

Después, intenté averiguar si yo, como extranjero, podía abrir una cuenta bancaria en Argentina y hacer un traspaso con todo mi dinero. Otra negativa. Bueno, en realidad sí podía, pero me llevaría mucho tiempo y papeleo y fundamentalmente, me daba demasiada pereza volver a pasar por ello. Desconozco si en otros países esto es posible o más sencillo, tendréis que investigarlo por vuestra cuenta, pero desde luego sería lo más cómodo si vuestro viaje o estancia es larga, de más de un mes (y permanecéis todo ese tiempo en el mismo sitio). Sino, no creo que valga la pena siquiera planteárselo.

Entonces, navegando por Internet, empecé a toparme con toda una serie de start-ups y plataformas de banca online alternativas, que han ido proliferando en los últimos años y que permiten a los viajeros de todo el mundo, disponer de su dinero en cualquier parte, fácilmente y sin apenas comisiones. Revolut, Nx de Abanca, Evo banco… Pero sin duda las más recomendadas en España eran Bnext y N26. Investigué y leí todo lo que pude sobre ellas y al final me decidí a “adquirirlas”.

Después de casi dos meses usándolas a diario, puedo explicaros con pelos y señales su funcionamiento y contaros todas sus particularidades para que no paséis por algunas situaciones que he pasado yo al desconocerlas. No voy a apuntar a nadie en concreto y odio criticar otros blogs porque sé el trabajazo que conlleva tener uno, pero tengo que decir que hay mucha falta de profundidad en lo que se publica, sobretodo en cuanto a algunos temas o especificaciones que para mí han resultado clave.

También debo aclarar, por eso, que la economía y el sistema financiero de Argentina son algo especialitos y hay cosas que estoy seguro sólo ocurren acá. Si viajáis a otros lugares y tenéis en cuenta esta guía, es probable que no os sucedan tantas cosas como a mí. Vamos al lío pues: voy a contároslo todo sobre N26 y Bnext e inaugurar así el nuevo apartado del blog “consejos viajeros“; donde hablaré sobre temas importantes que se plantean en cada viaje pero que quedan fuera de los típicos “qué ver o hacer”…

dav
Mis tarjetas Bnext y N26 sobre mi escritorio

N26.

Empecemos por la “fácil” (ahora entenderéis el porqué del adjetivo). N26 es un banco alemán con sede en Berlín y licencia para operar en 25 mercados europeos y en Estados Unidos (llegaron este año 2019). Valentin Stalf y Maximilian Tayenthal tuvieron la idea  en 2013 y llegó al mercado en 2015. Desde entonces no ha parado de crecer en cuanto a usuarios e inversionistas. Podéis leer más sobre ellos aquí pero básicamente la propuesta de N26 es ofrecer “una experiencia bancaria que se adapte al estilo de vida móvil de hoy en día”.

Esto se traduce en una cuenta bancaria online y una tarjeta de débito Mastercard para sacar dinero y pagar en cualquier lugar del mundo sin comisiones o con las mínimas comisiones posibles, dependiendo del plan que elijas. A continuación detallo las características de cada plan:

(Puede ser mucha información de golpe así que recomiendo leerla tranquilamente y siempre consultar la página web oficial por si acaso).

N26 Estándar.

La que yo tengo. Considerando que viajo máximo dos veces al año (por el momento), no me valía la pena pagar por una tarjeta, pero os dejo todos los planes para que consideréis vuestras opciones acorde a vuestras necesidades:

  • Plan completamente gratuito.
  • Cuenta bancaria online y tarjeta de débito Mastercard transparente.
  • Sin permanencia ni mínimo de operaciones.
  • 5 retiradas de efectivo en la eurozona sin comisiones más 2€ por cada extracción adicional.
  • Pagos en cualquier comercio y cualquier moneda del mundo sin comisiones por cambio de divisa.
  • Retiradas de efectivo en cualquier moneda y cajero extranjero con una comisión del 1,7% de la cantidad retirada (sin tener en cuenta la comisión de la red del cajero*).
  • Transferencias bancarias nacionales y uso del Money Beam (un sistema de solicitud y pago de dinero entre amigos).
  • Transferencias internacionales en 19 monedas con la tecnología TransferWise.
IMG_20190906_120311 (1).jpg
Mi tarjeta N26 estándar

N26 Business.

  • Plan completamente gratuito.
  • Este tipo de plan es de uso exclusivo para empresas.
  • Cuenta bancaria online y tarjeta de débito Mastercard transparente.
  • Sin permanencia ni mínimo de operaciones.
  • 5 retiradas de efectivo en la eurozona sin comisiones más 2€ por cada extracción adicional.
  • Pagos en cualquier comercio y cualquier moneda del mundo sin comisiones por cambio de divisa.
  • Reembolso del 0,1% de todas las compras realizadas con la tarjeta.
  • Retiradas de efectivo en cualquier moneda y cajero extranjero con una comisión del 1,7% de la cantidad retirada (sin tener en cuenta la comisión de la red del cajero*).
  • Transferencias bancarias nacionales y uso del Money Beam (un sistema de solicitud y pago de dinero entre amigos).
  • Transferencias internacionales en 19 monedas con la tecnología TransferWise.

N26 You.

  • Coste de 9,90€ al mes.
  • Cuenta bancaria online y tarjeta de débito Mastercard de color (consultar cuáles en página web).
  • Permanencia de un año, sin mínimo de operaciones.
  • 5 retiradas de efectivo en la eurozona sin comisiones más 2€ por cada extracción adicional.
  • Pagos en cualquier comercio y cualquier moneda del mundo sin comisiones por cambio de divisa.
  • Retiradas de efectivo en cualquier moneda y cajero extranjero sin comisiones (sin tener en cuenta la comisión de la red de cajeros*).
  • Transferencias bancarias nacionales y uso del Money Beam (un sistema de solicitud y pago de dinero entre amigos).
  • Transferencias internacionales en 19 monedas con la tecnología TransferWise.
  • Seguro de viaje Allianz incluido con cobertura anti robo y gastos médicos.

N26 Metal.

  • Coste de 16,90€ al mes.
  • Cuenta bancaria online y tarjeta de débito Mastercard de color (consultar cuáles en página web).
  • Permanencia de un año, sin mínimo de operaciones.
  • 5 retiradas de efectivo en la eurozona sin comisiones más 2€ por cada extracción adicional.
  • Pagos en cualquier comercio y cualquier moneda del mundo sin comisiones por cambio de divisa.
  • Retiradas de efectivo en cualquier moneda y cajero extranjero sin comisiones (sin tener en cuenta la comisión de la red de cajeros*).
  • Transferencias bancarias nacionales y uso del Money Beam (un sistema de solicitud y pago de dinero entre amigos).
  • Transferencias internacionales en 19 monedas con la tecnología TransferWise.
  • Seguro de viaje Allianz incluido con cobertura anti robo y gastos médicos.
  • Atención al cliente exclusiva.
  • Acceso a descuentos y experiencias prémium únicos.

Todos los planes incluyen la apertura de la cuenta y el envío de la tarjeta de forma gratuita y el uso de su moderna app, que te permitirá gestionar y organizar tus gatos mediante tags, acceso con huella dactilar, atención al cliente y bloqueo de la tarjeta de forma remota, entre otros.

Personalmente recomiendo usar alguna aplicación de conversión de monedas para comparar los precios en moneda local y euros (o vuestra moneda) y controlar así cuánto gastáis. Yo utilizo “Conversor de divisas fácil” de la compañía ExtraAndroary. Funciona muy bien ya que actualiza el tipo de cambio al minuto. Eso si pagáis en efectivo; si utilizáis N26, esta aplica el tipo de cambio Mastercard que suele variar respecto al de la aplicación o el del buscador de Google. Podéis consultar el tipo de cambio Mastercard aquí. Lo digo más que nada porque si hacéis las cuentas pagando con tarjeta y comprobando el cambio con la app o Google, pensaréis que os están estafando cuando no es así. Me ha pasado. Igualmente, clickando en el detalle de cada operación con N26, podéis consultar el tipo de cambio que se ha aplicado.

Screenshot_20190903_200656
Captura de pantalla de mi cuenta. Ejemplo aplicación tipo de cambio

Recordaros además que se tratan de tarjetas de débito y que por lo tanto, no podéis sacar o gastar más dinero del que tengáis en la cuenta (esto no me ha pasado, pero por si acaso). Igualmente, os dejo un link para que veáis los límites de cada operación mencionada. No os preocupéis, son muy altos y no creo que gestionéis tanto dinero durante un viaje. 

Particularidades de N26.

La verdad es que N26 funciona de forma excelente y no he tenido ningún problema hasta la fecha y por eso os adelanto que, de las dos, es mi favorita.

Sólo hay un pequeño detalle muy curioso. Aunque en la propia tarjeta se especifica que es de débito, los datáfonos de algunos comercios la detectan como si fuera de crédito (al menos en Argentina). Y lo mismo ocurre para las compras online; ayer mismo, por ejemplo, compré un vuelo en la página web Despegar.com (la más utilizada en Argentina) y en el método de pago tuve que introducir “tarjeta de crédito” porque no me detectaba la de N26 como débito. No he conseguido averiguar si es porque se trata de una tarjeta internacional o porque esos aparatos y sistemas son demasiado antiguos o por las dos cosas. En general, no tiene mayor importancia. Lo que podría llegar a ocurrir (a mí me ha pasado sólo una vez) es que queráis pagar en un sitio donde solamente acepten tarjetas de débito y os ocurra esto. Es mejor, por eso, que siempre llevéis algo de efectivo u otra tarjeta.


Si quieres solicitar tu cuenta y tarjeta N26, puedes hacerlo aquí. Como medida de seguridad y para verificar tus datos, tendrás que hacer una videollamada con un gestor, que te pedirá que enseñes tu carné de identidad y te hará preguntas sobre tus datos. Todo el proceso no te llevará más de 10 minutos, después de los cuales tendrás tu cuenta operativa y lista para empezar a viajar. La tarjeta será enviada a tu domicilio entre una semana y 15 días después de abrir tu cuenta.

BNEXT.

Hablemos ahora de Bnext, que aquí tengo (aún) más para contar. Bnext es una plataforma financiera española online. Sus fundadores, Juan Antonio Rullán y Guillermo Vicandi tuvieron la idea en 2016 y lanzaron la versión veta al año siguiente. Desde entonces, el número de usuarios e inversionistas no ha parado de crecer. Fijaos que he dicho plataforma financiera y no banco pues Bnext realmente no ofrece una cuenta bancaria como tal. Su producto, la tarjeta Bnext, es una tarjeta “prepago” que no está asociada a ninguna cuenta corriente. Funciona como las antiguas tarjetas telefónicas de prepago, si quieres sacar dinero o pagar con la tarjeta, tienes que recargarla mediante una transferencia con otra tarjeta de débito.

dav
Mi tarjeta Bnext

Como en el anterior caso, recomiendo que antes de solicitarla te leas todas sus características y condiciones. Yo te dejo un resumen de lo más importante que creo debes saber:

  • Totalmente gratuita.
  • Plataforma financiera y tarjeta de débito VISA de color rosa.
  • Sin mínimo de permanencia ni uso.
  • 3 retiradas de efectivo en España sin comisiones hasta un máximo de 500€ al mes.
  • Pagos en cualquier comercio y cualquier moneda del mundo sin comisiones por cambio de divisa hasta un máximo de 2.000€ al mes.
  • 3 retiradas de efectivo en el extranjero sin comisiones* hasta un máximo de 500€ al mes**.
  • Envío y solicitud de dinero (en euros) entre amigos con cuentas Bnext y sin cuentas Bnext con Bpay.
  • Acceso a otros productos financieros y bancarios como préstamos, hipotecas, divisas en efectivo…

Como con la anterior, la apertura de la cuenta y la solicitud de la tarjeta son completamente gratuitas y te permitirán usar su moderna aplicación para gestionar y organizar tus gastos, acceder con huella dactilar, una muy buena atención al cliente y bloqueo de la tarjeta de forma remota, entre otros.

Screenshot_20190903_200920
Captura de pantalla de mi cuenta, productos de Bnext

El tipo de cambio que utiliza Bnext es el de Visa e igualmente puede variar en comparación con el de la app o Google. Podéis consultar el tipo de cambio Visa aquí.

Como con N26, Bnext es una tarjeta de Débito y no podréis gastar ni sacar más dinero del que tengáis en la tarjeta (recordad que no es una cuenta bancaria).

Particularidades de Bnext.

*Comisiones: Realmente, no es que no se te cobren comisiones cuando sacas dinero o pagas en un comercio, sino que las que te puedan cobrar Bnext te las devuelve prácticamente al instante. De esta forma, en vuestro extracto veréis 3 operaciones distintas: La retirada de efectivo o compra, el cobro de la comisión o comisiones y unos minutos más tarde, la devolución de la comisión o comisiones.

Del mismo modo y esto está muy claro en las condiciones generales, Bnext no te devuelve absolutamente todas las comisiones, especialmente al retirar efectivo. Aunque cada entidad bancaria tiene sus propios cajeros automáticos (BBVA, Santander, Bankia, Banc Sabadell, etc.) estos realmente pertenecen a empresas privadas terciarizadas que aportan la infraestructura y prestan servicios financieros a los bancos. Es decir que, aunque tu vayas y saques dinero en un cajero de BBVA, la máquina en sí misma pertenece a una empresa privada. Entonces, las comisiones que Bnext te devuelve son las que esta empresa privada (conocida como red de cajeros) pudiese cobrarte. No se hacen cargo de la comisión que pueda aplicar la entidad bancaria por utilizar tu tarjeta para extraer dinero en uno de “sus” cajeros. ¿Por qué? Básicamente por dos motivos:

  1. ¿Verdad que si tu eres del Santander y quieres sacar dinero en Banc Sabadell, este te va a cobrar una comisión por sacar efectivo sin pertenecer a su entidad? (Hablo de España, no sé como funciona en otros países). Pues esto es lo mismo. La tarjeta Bnext no pertenece a ningún banco así que si quieres utilizar alguno, tendrás que pagar.

2. Además, la comisión que te cobre el Banco no se detalla en el extracto de la app de Bnext. Cuando vayas a retirar efectivo, el cajero te preguntará qué cantidad quieres extraer y  te dirá que comisión se te va a cobrar en proporción. En ese momento, puedes volverte atrás o seguir adelante. Si aceptas, comisión y efectivo retirado se sumarán en una única operación y aparecerán en tu extracto como una única cantidad. Así, Bnext no podría devolverte esa comisión aunque quisiera porque no conoce qué cantidad te han cobrado.

Con todo esto, no estoy diciendo que se te vaya a cobrar una comisión sí o sí cuando retires efectivo. Depende mucho del país y sobretodo del banco. Argentina, por ejemplo, ha resultado ser uno de los países donde sí cobran comisiones por retirada en todos los bancos. Aunque, por supuesto, hay algunos bancos más caros que otros. Esto ya lo contaré en un futuro post específico sobre el país. Si quieres saber en qué países y qué bancos se cobran comisiones, haz click aquí o aquí. Estos, se tratan de dos blogs no oficiales, escritos por bloggers que se ayudan de otros viajeros como tú y como yo para ir actualizando la información; así que si has viajado recientemente a uno de los países que se mencionan o vives allí  y ves que la información no es del todo correcta, hacédselo saber en un comentario. Entre todos, creamos una red de información que nos facilita los viajes y nos hace disfrutar aún más de ellos.

IMG_20190903_201341_599
Captura de pantalla de mi cuenta. Ejemplo de devolución de comisiones

** 3 retiradas de efectivo y pagos de 2.000 euros al mes: En las condiciones generales se detalla que estos límites de pago y extracción se renuevan cada mes natural. Personalmente, yo entiendo un mes natural de esta forma: si haces la primera operación el día 10, se renueva el 10 del mes siguiente. De hecho, en mi último post dije que Bnext funcionaba de esta manera y estaba equivocado (ya lo he corregido). El condicionante temporal del mes funciona como ha funcionado siempre: del día 1 hasta el día 1 del mes siguiente. Realmente, es más lógico así pero la palabra “natural” creo que puede llevar a confusión.

Más cosas que os pueden pasar con Bnext… ¿Recordáis que antes os he dicho que el cajero os dirá de cuánto es la comisión y os podéis echar atrás? Pues cuidado con esto. Efectivamente, si la comisión os parece demasiado alta y no queréis pagarla, os habéis equivocado o por cualquier otra razón no queréis seguir adelante, podéis cancelar el proceso y retirar la tarjeta sin sacar el dinero (como con cualquier tarjeta). Lo que puede ocurrir es que en el extracto de la app se descuente el efectivo y se os devuelvan las comisiones como si hubieseis retirado el dinero en una operación normal, cuando en verdad no es así. Me pasó hace unos días y con bastante dinero, la verdad. No os preocupéis por eso, que no es dinero perdido. He contactado con Bnext explicando lo que me ha pasado y ellos se encargan de hacer los trámites y las reclamaciones pertinentes para que entre 10 o 15 días tenga el dinero de vuelta en mi cuenta. (El dinero me fue reembolsado en su totalidad el día 10/09/2019, 8 días después de realizar la reclamación).

No sé exactamente porqué pasa pero he leído en foros de Bnext que no se trata de un caso aislado, aunque siempre se solucionan eficazmente. Ellos la verdad que no se han sorprendido al saber lo sucedido y se han mostrado completamente dispuestos a ayudarme, al fin y al cabo es mi dinero. Si vosotros no estáis seguros de cómo funciona un cajero en particular o de qué comisión se os va a cobrar, os recomiendo que probéis de sacar una pequeña cantidad (10 euros por ejemplo) antes de retirar el monto que necesitéis realmente. Así, si os pasa como a mí, solo tendréis “retenidos” esos pocos euros…

En cuanto al pago e igual que pasa con N26, algunos datáfonos y sistemas informáticos detectan la tarjeta como si fuera de crédito, aunque es realmente de débito. Recordad siempre llevar algo de efectivo u otra tarjeta complementaria por si acaso.


Vamos al grano pues, ¿recomiendo o no recomiendo estas tarjetas para viajar sin comisiones? Quiero ser lo más objetivo y veraz posible, por tanto, con la información de la cual dispongo, con todo lo sucedido y también teniendo en cuenta que no he probado otras opciones:

N26 la recomiendo sin dudarlo. Como comentaba antes, no me ha fallado nunca y me encanta su simplicidad y efectividad. Cierto es que solo la he utilizado para pagar ya que usaba Bnext para sacar dinero, entonces no sé como funciona el tema de la retirada de efectivo aunque mi lógica me dice que no tendréis ningún problema con eso.

Y aunque pueda parecer mentira, Bnext también la recomiendo al 100%. En general, me da la sensación, corregidme si me equivoco, de que la empresa tiene pocos años de vida y hay algunos pequeños detalles de diseño y/o de funcionalidad que quizá no habían previsto y que se están esforzando por solucionar, como es el caso de la “retirada de efectivo fantasma”. Con el resto de operaciones no ha habido ningún problema y para mí, lo más importante es que su relación de atención al cliente es excelente. Cualquier incidente o pregunta que haya tenido, se lo he hecho llegar tranquilamente a Bnext y en menos de 5 horas he recibido ayuda de un gestor. Además son muy profesionales y cercanos y hacen que te olvides de que estás tratando temas de dinero con una plataforma financiera (narices si hasta usan emoticonos).

¿Es demasiado precipitado juzgar la aplicación y publicar este post sin haber recibido el dinero de vuelta? Muchos quizá se lo cuestionen y yo también lo hago; pero sinceramente creo que no. A pesar de todo, me reitero en que no se me han dado motivos para desconfiar de Bnext y que me desagrade su servicio, sino todo lo contrario. Para mi, es un acierto. Si queréis contratarla, podéis hacerlo pinchando aquí.

A partir de aquí, si algún lector tiene Bnext, N26 y/o alguna otra tarjeta para viajar sin comisiones y quiere contarme su experiencia, los comentarios son todo suyos. Así me nos ayudará a complementar el artículo a modo de pequeño foro viajero.


Quiero aclarar que este artículo se basa únicamente en mi experiencia personal y en las opiniones fundadas en esta. No he recibido ingreso alguno por comentar y/o recomendar el uso de cualquier plataforma, página web, aplicación, banco o tarjeta de los que se mencionan en este post.

3 comentarios en “Bnext y N26 ¿las mejores opciones para viajar sin comisiones?

  1. Pingback: ¡Me voy 5 meses a Argentina! Preparativos para un viaje Erasmus – Myworldinonepic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .